Ceramidas

¡Bueeeenos días!
Hoy voy a hablaros sobre uno de los problemas más comunes que nos visitan al salón: cabellos secos y apagados, que necesitan prácticamente un milagro que les aporte brillo e hidratación, y nuestro milagro se llama CERAMIDAS.
Para que entendáis por qué vais a notar ese efecto tan maravilloso que es el de un cabello suave y brillante, vamos a explicaros qué es y cómo actúa.

¿Cómo actúan?

Las ceramidas son componentes naturales, pertenecientes a los lípidos, y los lípidos están formados principalmente por ácidos grasos. Son las responsables principales de la salud del cabello ya que unen las células a la cutícula y sellan para evitar la pérdida de nutrientes. Además, protegen el cabello de las agresiones externas como son el sol, el secador y las planchas. Cuando un cabello se encuentra seco, quebradizo y con puntas abiertas es porque ha perdido todas sus ceramidas. Para que nuestro cabello esté sano necesita ceramidas, sí o sí.

¿Cómo lo aplicamos en nuestro salón?

En nuestro salón, es uno de nuestros tratamientos estrella, porque se nota desde la primera aplicación, aunque como siempre decimos, el pelo, al igual que la piel, absorbe todo lo que le aplicamos, cuánto más y más veces, mejores serán los resultados.
Comenzamos el tratamiento en el lavacabezas, donde lavamos y acondicionamos el cabello según sus necesidades. Trabajamos con líneas para todo tipo de cabellos, pero en este caso trabajaremos con dos: Hidratante o Reparadora, según en qué punto de SOS nos encontremos.
Pasamos a tocador y aplicamos el concentrado de ceramidas mechón por mechón. Una vez finalizado aportamos calor para activar aún más sus beneficios. Dejamos actuar, aclaramos y aplicamos un último producto con ARGININA (te hablaremos de él en otro post)
¡Y listo!
Es un tratamiento que no te va a llevar más de media hora, con un coste inferior a 15 € y con el que puedes darle a tu cabello un giro de 180 grados
Suena bien, ¿verdad?