Cuidados del cabello: Cabello Graso

Sois muchas las chicas que me habéis preguntado con la esperanza de encontrar algún producto milagroso que elimine de una vez por todas esa maldita sensación de tener el cabello graso a muy pocos días de haberlo lavado.  Habéis dejado de utilizar mascarillas y, aun así, no hay forma de remediarlo y al final, os encontráis con un diagnóstico más común de lo que parece: Raíces grasas, puntas secas.

Y como lo prometido es deuda, aquí tenéis este post.

¿Sabéis a qué se debe ese exceso de grasa en nuestro cuero cabelludo?

Para empezar, ¿Sabéis a qué se debe ese exceso de grasa en nuestro cuero cabelludo? 

Se debe a que nuestras glándulas sebáceas (las encargadas de que nuestro cabello crezca sano, con brillo y elasticidad) están más activas de lo que deberían y por ello, segregan más sebo del que se necesita. Esto normalmente es producido por un desequilibrio hormonal, por estrés, por falta de vitaminas del tipo B, o por una alimentación demasiado rica en alimentos grasos. 

Seré muy honesta. NO ENCONTRARÉIS NINGÚN PRODUCTO que elimine POR COMPLETO esa sensación. Con algunos productos y trucos, podemos regularla un día o dos más, pero tened en cuenta que este problema viene desde el interior de nuestro organismo, con lo cual es imposible remediarlo con productos que trabajan exteriormente.

Trucos para ese cabello graso

Pero como os decía, existen algunos trucos que podemos utilizar para no agravar aún más el problema. 

–          Lava con AGUA TIBIA para que limpie en profundidad pero que no abra cutículas. 

–          Haz un lavado SUAVE, sin frotar demasiado el cuero cabelludo. 

–          Usa un CHAMPÚ NATURAL que limpie en profundidad, pero con suavidad y SIN SULFATOS.  Los sulfatos limpian de forma agresiva el cuero cabelludo, arrastrando los aceites naturales y aunque pueda parecernos que nos regula el sebo, nuestras glándulas sebáceas identificarán esto como una agresión y producirán aún más sebo para contrarrestarla.  

–          NO ABUSAR DE LOS LAVADOS. No debes lavar el cabello todos los días. Ya sé que esto es complicado, pero con tanto lavado el cuero cabelludo se desequilibra y produce aún más sebo, influyendo incluso en la caída del cabello. 

–          UTILIZA CHAMPÚ EN SECO para evitar lavarlo tan frecuentemente. Los champús en seco absorben la grasa y refrescan el pelo, además de añadirle un aporte de volumen. ¿Cómo se utiliza? Lo aplicamos en raíces, dejamos actuar unos minutos y cepillamos suavemente. 

–          APLICA UNA MASCARILLA DE ARCILLA VERDE UNA VEZ AL MES. La arcilla verde equilibra la producción de seborrea y fortalece el cuero cabelludo. 

–          USA EL SECADOR A TEMPERATURA MEDIA. Cuánta más calor aportemos al cabello, más fácil será que se nos vuelva a engrasar. 

–          EVITAR EL USO DE PLANCHAS en raíces y si lo hacemos, que sea a una baja temperatura. 

–          Evita tocarlo demasiado y el uso de ceras, espumas, lacas… ya que se ensuciará más rápido. 

–          Y, por último, algo muy importante. Recuerda que, aunque tu cuero cabelludo sea graso, tu fibra capilar necesita nutrirse, por eso no debes dejar de acondicionarla. Hazlo solo en medios y puntas, evitando raíces.

Cuero cabelludo graso

Mi recomendación para todas aquellas que tenéis el cuero cabelludo graso y que os lo laváis todos los días o día sí día no, es que sigáis el famoso plan de lavado cada tres días.

DÍA 1 LAVAMOS

DÍA 2 USAMOS CHAMPÚ EN SECO

DÍA 3 OPTAMOS POR UN MOÑO O UNA COLETA.

 

Bueno, pues hasta aquí estos fáciles y rápidos truquitos que seguro harán que mejore nuestro problema con la grasa. Como siempre, podéis preguntarme dudas a través de nuestro Instagram @cbsandramartos ¡Muchas gracias por leerme!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.