Vamos a contar verdades

DECOLORACIONES “NATURALES” Y ALISADOS “ORGÁNICOS ”
Ya sabemos que hoy en día todo lo que lleve la palabra “orgánico” vende más, porque cada vez huimos más de los químicos, y eso es maravilloso, siempre y cuando NO SE ENGAÑE con ello. Y es que grandes marcas y profesionales, se suben al carro de esta buena moda, ofreciendo servicios bajo la descripción de “orgánico y natural” cuando en realidad no lo son.
Quien te diga que te va a trabajar un rubio con una decoloración natural, orgánica, sin química… TE MIENTE.
También te miente quien te diga que el alisado que vas a realizarte no lleva química.
¿Por qué?
Porque para aclarar el cabello necesitamos alterar la cutícula y abrir sus escamas hasta llegar al interior y modificar los pigmentos naturales. Eso no lo hace ninguna planta. Esto es gracias a compuestos químicos.
En cuanto al alisado, más de lo mismo. Es cierto que hoy en día añaden componentes orgánicos que hacen que el cabello sufra menos y adquiera brillo y suavidad. Pero para modificar la cutícula del cabello, también necesitamos químicos.


NO TODOS LOS CABELLOS PUEDEN SER RUBIOS.
Otra gran verdad de la que poco se habla para la demanda que tiene.
Leo muy a menudo chicas que me escriben porque después de visitar muchos salones nunca le consiguen un rubio blanco y también leo muchos profesionales que se venden como que consiguen lo imposible.
Y la única verdad es que el pelo tiene LÍMITES. Si has visitado muchos salones y nunca has conseguido el resultado quizás es porque con tu calidad de cabello no es posible conseguirlo sin machacarlo o porque no partes de una base adecuada. Si eres profesional, tampoco tienes una varita mágica.
Si quieres un rubio blanco, debes tener cabello natural (o teñido en altura muy clara) y por supuesto sano. Si no reúnes esas características, mejor enamórate de otro color.

DESPUÉS DE UNA DECOLORACIÓN, TÚ CABELLO NO VOLVERÁ A SER EL MISMO.
Suena jodido, pero es la pura verdad. En nuestro salón trabajamos con olaplex y con mucho mimo y dedicación cada trabajo de decolorado, pero como siempre digo, quien viene a decolorarse el cabello no se está haciendo ninguna hidratación, sino todo lo contrario. Debes saber que en mayor o menor medida tu cabello va a requerir de cuidados totalmente diferentes a los de un cabello natural. Si quieres mechas, sé consciente y preocúpate de cuidarlo en casa con productos PROFESIONALES.


“LA MASCARILLA DEL SÚPER ME VA GENIAL”.
No voy a entrar en marcas ni mucho menos, pero siendo algo que escucho muy a menudo no podía pasarlo por alto en este post.
Por regla general, esa mascarilla marca X que has comprado en el súper, te ha costado menos de 6 euros y te deja el pelo súper suave NO TE ESTÁ TRATANDO LA FIBRA CAPILAR.
No te niego que te aporte suavidad, porque seguramente estará llena de siliconas y otros ingredientes que “maquillan” el cabello para momentáneamente aportarle mejor sensación, pero si a la larga tu pelo no ha mejorado, ya sabes que no le estás aportando lo que realmente necesita. ¿Os imagináis que en los salones utilicemos esas mismas marcas para trataros el cabello? Pues eso.

CORTES RIZADOS, CORTES DESCONOCIDOS.
Cuánto nos han bombardeado con productos y tratamientos de alisados y qué poco se nos cuenta sobre el cuidado de rizos. Cuántos cortes de lisos en melenas de rizos.
Ahora que llevo un tiempo dedicándome más en profundidad a este servicio, me doy cuenta de la desinformación profesional que hay sobre cortes en cabellos rizados.
Nos han visitado un montón de chicas de cabello rizado, sorprendidas ante nuestra negativa de realizar el corte con navaja, por ejemplo. Y lo piden así porque siempre le han contado que conseguirá el volumen que buscaba.
Y eso se lo ha contado un profesional. No soy ejemplo de nada y seguramente estaré equivocada en muchos temas, pero de lo que estoy segura es de recomendarte que prácticamente salgas corriendo si tu pelo es rizado y ves aparecer al peluquero con una navaja en la mano, ya que lo único que conseguirás con esa técnica es abrir tus puntas y por consecuencia, perder la definición de tus rizos.

UN TINTE NO ACLARA OTRO TINTE.
Una gran verdad que a veces quisiera gritar a los cuatro vientos.
Cuando llamáis al salón pidiendo cita para color, nuestra compañera hace mucho hincapié en saber que buscáis, ya que se nos han dado un montón de casos en los que una vez llegáis al salón con una cita de tinte, móvil en mano nos mostráis una foto de un color rubio o más claro de lo que traéis y hay quien incluso se ha ido molesta sin entender, que no podemos realizar en una hora el efecto que piden y que para ello necesitarán otra cita. Por supuesto esto no es porque no nos dé la gana realizarlo, sino porque con un tinte no lo vamos a conseguir. ¿El motivo? Los colores oscuros SIEMPRE dominan a los claros. Os pongo un ejemplo: Si tenemos una camiseta negra y queremos cambiarla a color rosa, ¿sería suficiente aplicando directamente el tinte? la respuesta es NO. Para conseguir ese efecto necesitaríamos previamente decolorarla hasta llegar a un color que nos acepte el tono rosa. Y no olvidemos que la lejía daña el tejido… La ley del color es así, para el pelo también.

MILAGROS PARA EL CABELLO GRASO.
Si al leer este título te has emocionado, siento decirte que nada más lejos de la realidad. No existe ningún milagro para el cabello graso. Ningún champú hará que el pelo te aguante limpio una semana, como a esa amiga tuya a la que el peinado le aguanta perfectamente y el cuero cabelludo no se le ensucia.
Es cierto que existen trucos para mantener la grasa un poco más controlada, como lavar el cabello con agua más bien fría, no frotar el cuero cabelludo o no usar productos con x ingredientes. Pero nada de eso hará que lo elimine, ya que el exceso de grasa en el cuero cabelludo es debido a una alteración de glándulas sebáceas, que provocan la secreción de una sustancia grasa encargada de que nuestro cabello nazca saludable, con brillo y elasticidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.